8. La educación, el aprendizaje y las habilidades serán la clave de la misión de las bibliotecas.

En un mundo con casi toda la información en línea, las bibliotecas perderán el papel protagonista que han tenido hasta ahora en el acceso a la información, con lo que se incrementará comparativamente la importancia de la localización de información y acciones de ALFIN sobre la oferta de documentos físicos. La biblioteca puede jugar un papel esencial para la sociedad facilitando el uso de la información y la socialización de la información, cubriendo las necesidades de los no alfabetizados digitales.

La justificación última de la existencia de las bibliotecas es su contribución a los niveles de formación de los ciudadanos, el aprendizaje a lo largo de la vida Por ello, los servicios formativos y de apoyo a la educación a todos los niveles serán clave en las bibliotecas del futuro; no sólo en las escolares y universitarias.

Si vamos a estar orientados hacia el usuario, el apoyo en la superación de la brecha digital, en su formación a lo largo de la vida y en el aprendizaje para el desarrollo de iniciativas de emprendimiento resulta objetivo central.

Según la Declaración de la IFLA sobre bibliotecas y desarrollo (Singapur, 2013)

El acceso a la información es un derecho humano básico que puede acabar con el ciclo de pobreza y apoyar el desarrollo sostenible. La biblioteca es el único lugar en muchas comunidades en el que las personas pueden acceder a información que les ayudará a mejorar su formación, desarrollar nuevas habilidades, encontrar trabajos, poner en marcha empresas, tomar decisiones informadas en materia de agricultura y salud o entender qué está ocurriendo en cuestiones medioambientales. Su papel único hace de las bibliotecas un importante socio en el desarrollo, tanto para proporcionar acceso a la información en distintos formatos como para ofrecer servicios y programas que satisfacen las necesidades de información de una sociedad cambiante y cada vez más compleja.

 La IFLA afirma que:

  • Las bibliotecas aportan oportunidades para todos
  • Las bibliotecas fortalecen a las personas para su propio desarrollo
  • Las bibliotecas proporcionan el acceso al conocimiento mundial
  • Los bibliotecarios ofrecen asesoramiento experto
  • Las bibliotecas forman parte de una sociedad con distintos participantes
  • Las bibliotecas deben ser reconocidas en el marco de las políticas de desarrollo

Ya en el Informe de trabajo del Grupo de Alfabetización informacional (2009), La Declaración de Alejandría (IFLA, 2005) vincula la alfabetización informacional con el aprendizaje permanente (Gómez Hernández, 2007), como un eje en todas las facetas de la vida, y faro de la sociedad de la información:

La alfabetización informacional se encuentra en el corazón mismo del aprendizaje a lo largo de la vida. Capacita a la gente de toda clase y condición para buscar, evaluar, utilizar y crear información eficazmente para conseguir sus metas personales, sociales, ocupacionales y educativas. Constituye un derecho humano básico en el mundo digital y promueve la inclusión social de todas las naciones. El aprendizaje a lo largo de la vida permite que los individuos, las comunidades y las naciones alcancen sus objetivos y aprovechen las oportunidades que surgen en un entorno global en desarrollo para beneficios compartidos. Ayuda a las personas y a sus instituciones a afrontar los retos tecnológicos, económicos y sociales, a remediar las desventajas y a mejorar el bienestar de todos.

Desde una perspectiva evolutiva vemos la alfabetización informacional, y a través de ella a las bibliotecas, como un puente para ayudar a las personas a introducirse en la sociedad de la información, especialmente a los que no tienen recursos o competencias suficientes, y a los que no nacieron en el actual contexto de mediación tecnológica del conocimiento (los llamados a veces inmigrantes digitales frente a los nativos, los que están creciendo en un entorno de red que les es cotidiano). Las bibliotecas, que provienen de un mundo de información impresa y ya están dentro del mundo electrónico, son centros de confianza para acercar a las personas al mundo digital. Para ello incorporan la doble dimensión, presencial y virtual, en sus servicios, colecciones, actividades y espacios, con una posición de equilibrio en cuanto a los contenidos, y de compromiso en cuanto a las prácticas y las personas a las que se dirige.

Según José Antonio Gómez Hernández, la alfabetización informacional es una función bibliotecaria cada día más relevante por la importancia creciente del aprendizaje a lo largo de la vida y por su papel para a inclusión, la cohesión y la generación de capital social. Es uno de los servicios que contribuyen a demostrar la rentabilidad social de las bibliotecas, y su consideración como competencia básica en documentos de OCDE, hará posible incrementar el interés de las personas por su adquisición y certificación.

Por tanto, la justificación básica de la existencia de las bibliotecas es su contribución a los niveles de formación de los ciudadanos, el aprendizaje a lo largo de la vida. Los servicios formativos y de apoyo a la educación a todos los niveles serán clave en las bibliotecas del futuro.

Las bibliotecas públicas son un instrumento eficaz para la integración, el aprendizaje y la creación de capital social, pero sólo en tanto puedan realizar adecuadamente actividades como la formación en ALFIN, que incrementan la capacidad de participación ciudadana, la cohesión comunitaria y el desarrollo personal y social gracias al aprendizaje.  Resulta destacable el papel que estas bibliotecas pueden jugar en la formación de la ciudadanía. Esto, a pesar de las dificultades que ello implica por las limitaciones de las administraciones, pero también de las propias bibliotecas y de sus profesionales. La biblioteca debe desarrollarse como un espacio educativo (físico y virtual) e integrarse en el sistema educativo y redes formativas existentes.

Las bibliotecas universitarias se integrarán cada vez más en la capacitación en diversas competencias, y en su certificación académica, social y profesional. Los bibliotecarios diseñarán cursos y materiales docentes de capacitación, entrando en las aulas a impartir charlas y talleres prácticos; cursos presenciales y online que se integran en los currículos y que otorgan créditos académicos; cursos diseñados en distintos niveles (comienzo de grado, final de grado / Trabajo de Fin de Grado, postgrado de investigación, postgrado profesional). Se procederá a la integración de las diversas alfabetizaciones de la Ci2 (informática e informacional). Se llegará a la unificación nacional de criterios de evaluación y certificación en competencias. Las bibliotecas universitarias también ofrecerán certificación en competencias a profesionales desvinculados de la universidad.

Las bibliotecas universitarias sirven a todos los públicos vinculados con la universidad, en colecciones y servicios. Han de adaptarse por tanto al reto que supone la formación de los distintos grupos de población a los que se abre cada vez más la universidad: además de la educación formal en grado y postgrado para jóvenes cobra importancia la oferta universitaria a antiguos alumnos (cursos monográficos, profesionales, oficiales y no oficiales, a la carta…) a empresas y otros colectivos, y la universidad para mayores (distintas denominaciones para cursos y titulaciones destinados a mayores de 55 años).

En las bibliotecas escolares, tras la incorporación de las competencias clave a los currículos escolares, de forma más explícita a partir de la Ley Orgánica de Educación de 2006, en los próximos años deberá avanzarse en el uso de metodologías que favorezcan la adquisición de esas competencias por parte del alumnado. La normativa educativa española contempla actualmente ocho competencias básicas: comunicación lingüística, competencia matemática, aprender a aprender, conocimiento e interacción con el mundo físico, tratamiento de la información y competencia digital, competencia social y ciudadana, competencia artística y cultural y  autonomía e iniciativa personal.

La forma en la que se construye el conocimiento en tiempos de Internet, en que los contenidos están accesibles en todo momento y a través de múltiples fuentes, modifica substancialmente los objetivos educativos. Ya no es tan importante adquirir muchos conocimientos (que por lo demás, se vuelven obsoletos con mucha brevedad), como adquirir habilidades en el desarrollo de tareas, con un hilo conductor que las haga comprensibles y significativas, en las que se trabaje con contenidos seleccionados en función de su pertinencia y calidad, y que permitan el desarrollo de competencias complejas y la construcción de conocimiento aplicables a múltiples situaciones personales, sociales, laborales o académicas.

Para que esto sea posible, deben mudar las metodologías empleadas en las aulas, abrirse a la realidad de un alumnado que aprende constantemente a través de la tecnología y en contextos muy diversos, pero que precisa de guía para seleccionar fuentes veraces, de orientación y acompañamiento para seguir los pasos adecuados en esa construcción de conocimiento. Son necesarias metodologías que recojan las tendencias que marcan las tecnologías de comunicación y de información, la conformación de la sociedad en su complejidad y diversidad, y los nuevos hábitos e usos sociales.

Conectando con su papel en la alfabetización mediática e informacional del alumnado, las bibliotecas escolares albergarán igualmente talleres para la formación informal de pequeños grupos de alumnos, profesores o padres, en aspectos relacionados con las competencias para el uso y producción de información, en diferentes formatos, soportes y lenguajes. Estas actividades serán imprescindibles para paliar las distintas brechas digitales que se pueden dar: la de aquellos que no tienen acceso a los dispositivos electrónicos o a los medios audiovisuales, la de quienes no tienen acceso a Internet en sus domicilios o es de baja calidad, y la de los que no saben utilizar los dispositivos para cubrir sus necesidades de información, de comunicación o de expresión artística. Pero estos contenidos podrán ampliarse a otros ámbitos en función de la demanda y de la disponibilidad de otros miembros de la comunidad escolar para impartir la formación requerida.

Por otra parte, contribuir a la formación de lectores y lectoras competentes y al desarrollo de hábitos de lectura entre los distintos sectores de la comunidad educativa, seguirá siendo una función fundamental de la biblioteca escolar. Ahora bien, el concepto de lectura no es el mismo con la incorporación de la lectura digital y la transformación de los lenguajes y los géneros narrativos. Los textos creados para leer en pantalla irán adaptándose a los nuevos dispositivos y estará mucho más generalizado el mestizaje de lenguajes en una misma obra, sea esta de ficción o de información. El propio aprendizaje de la lectura ya no se circunscribe a un solo código y debe contemplarse forzosamente como una alfabetización múltiple, como un aprendizaje de códigos diversos (escrito, iconográfico, musical, cinematográfico…) al que habrá que sumar todos los códigos de uso de los distintos dispositivos de lectura. La lectura será entendida en un sentido mucho más amplio.

Paralelamente será necesario retomar un tipo de lectura reflexiva, lenta, pausada, que favorezca el desarrollo del pensamiento frente a la lectura fragmentada y rápida que parece reforzar la lectura de textos digitales. Se debe favorecer que el alumnado adquiera una lectura comprensiva suficiente de todo tipo de textos  y sea capaz de realizar una lectura crítica de los mismos. Además de cuidar la calidad de los textos que se ofrecen a los lectores, las actividades programadas buscarán el desarrollo de la competencia lectora, primarán la calidad sobre la cantidad, y serán relevantes y significativas.

Apoyo a emprendedores y nido de empleo

Vinculada estrechamente con la formación a lo largo de la vida, bibliotecas públicas y universitarias pueden realizar una gran labor en el apoyo a emprendedores y en la búsqueda de empleo.

La búsqueda de empleo se perfiló como una de las posibles caras de los CRAI (Centros de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación) y una de las líneas del Plan Estratégico de REBIUN. La inserción laboral es una cuestión importante, y no lo es menos el que la Universidad la potencie, facilitando los recursos necesarios para la misma. En lo que a las bibliotecas universitarias se refiere, éstas se han volcado en la atención a sus alumnos y PDI en ámbitos académicos y de investigación, sin prestar la misma atención a que el futuro laboral para la mayoría de los titulados no es la academia sino el mundo de la empresa.

Dejando al margen la labor realizada desde las universidades a través de unidades específicas (Observatorio ocupacional y similares), la biblioteca puede apoyar esta labor de la universidad a través de sus actividades. Estas unidades, los servicios de orientación profesional, start-ups, viveros de empresas, parques tecnológicos y servicios de antiguos alumnos deben contar con los servicios de información a la hora de difundir sus actividades y, también, a la hora de programar la oferta formativa.

Tanto las bibliotecas públicas como las universitarias pueden organizar, coordinar y/o alojar actividades como seminarios sobre mejora de currículum, orientación del mismo, modos de abordar las entrevistas, etc.

 También debemos tener en cuenta que muchos usuarios, y en particular los recién egresados de la Universidad, echan en falta haber aprendido a buscar y manejar información y datos que necesitarán en el mundo laboral. Convendría tener en cuenta aquí la nueva perspectiva de la información económica entendida como apoyo a emprendedores, autónomos y desempleados. Se suma a la iniciativa de apoyo en la búsqueda activa de empleo desde la biblioteca, como vienen haciendo las bibliotecas públicas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s